El Amor es una Bendición


Recibir amor es una bendición.

Dar amor es una bendición.

Dar y compartir amor más allá del propio confort.

¿Cómo se manifiesta nuestro confort?

Se manifiesta a partir de las motivaciones con que llevamos a cabo nuestras actividades cotidianas. El trabajo dentro o fuera de casa implica un esfuerzo que realizamos porque nos interesa, lo necesitamos, nos gusta, lo elegimos y, en la mayoría de los casos, porque lo amamos.

Así, nuestra bienestar dependerá de las motivaciones con que lo efectuemos.

, Cuando cumplimos nuestras tareas por obligación como una carga, se transforma en un conflicto.

El trato con las personas que nos rodean estaría influenciado de la misma manera. ¿por elección? o ¿por obligación?

Demostremos amor a nuestra familia, a nuestros amigos, a las personas con las que nos relacionamos cada día.

El amor que se da, vuelve.

Quizás no veremos que los otros nos demuestren el mismo sentimiento.

Sin embargo debemos tener la certeza de que lo bueno que demos volverá en bendiciones de una forma u otra, mientras tengamos el sentimiento de compartirlo.

Entradas destacadas