Las 100 Bendiciones


Hoy te propongo bendecir...

Lo que vamos a hablar hoy es tratar de entender por qué tenemos que bendecir 100 veces por dia a Dios... o al Universo.

Porque es una forma de apreciación y de agradecimiento.

Si uno puede agradecer cien veces por día, nuestra vida va a cambiar.

Se trata de bendecir cada acto que realizamos en cada instante de nuestros dias.

Abrir los ojos por la mañana y respirar. Poder levantarnos. Haber dormido en un lugar confortable.

Bendecir el ver, el escuchar. Los alimentos que consumimos. El poder comenzar una jornada de trabajo.

Bendecir a nuestra familia, a nuestros afectos.

Bendecir cada una de las elecciones que hacemos a cada instante.

Creo que podríamos llegar a más de cien bendiciones por día.

Es muy importante esto porque es atraer la bendición de Dios.

Es poder ver (entender) que cada cosa es un milagro.

Por ejemplo, el nacimiento de un niño. Es un milagro. De nosotros nace otra vida.

Sólo pensar eso. Que somos tan perfectos. Que Dios nos hizo tan perfectos y que, como El, tenemos la posibilidad de crear vida.

Pensar en bendecir cada instante de nuestra existencia y tener conciencia de eso.

De eso se trata precisamente, de una toma de conciencia de cada cosa que hacemos y que recibimos.

Imbuirnos, empaparnos de este hecho, de saber que cada cosa es una bendición.

Es vivir sin miedos. Sin pensar en lo bueno o en lo malo de nuestras vidas.

Es saber que todo forma parte de un plan perfecto.

Hay que entender que cada día debemos bendecir todo. Y, a mayor bendición en nuestra vida, tomaremos conciencia y vivenciaremos los cambios que se producen en ella.

Propongo hacer este ejercicio:

Propongo que sea algo universal. Poder hacer una campaña con todo esto.

Proponer que cada uno haga este ejercicio y luego dar testimonio de las bendiciones recibidas.

Sabemos que desde siempre Dios nos bendice a todos.

De esta manera, bendiciendo cien veces por día atraeremos grandes cosas, los cambios que nosotros necesitamos y los que queremos.

Entradas destacadas